19 de noviembre de 2009

0

La ventana de Ames





Siempre me han gustado mucho las ilusiones ópticas de movimiento. Hace unos días me encontré esta que me ha llamado mucho la atención.
La ilusión óptica siguiente es un claro ejemplo de lo fácil que es engañar a nuestros ojos: Se trata de la ventana de Ames




Este dispositivo, desarrollado por Adelebert Ames Jr, un gran físico, óptico, y filósofo,  de principios de S.XX, aparentemente parece una ventana, pero en realidad es un trapecio girando siempre en el mismo sentido sobre un eje vertical ( en la peana hay una marquita donde podemos comprobarlo bien). Ames desarrolla este ilusión óptica sobre los fundamentos de Helmholtz (sí, aquél que nos volvía locos en las prácticas de física 1).

Cuando vemos empezar a girar la ventana, la vemos en una dirección, pero cuando llega a los 180º de su giro, parece que empieza a girar en sentido completamente inverso, y lo que más llama la atención es ver el efecto que tiene sobre la cilindro que parece atraversarla a la mitad.

Este tipo de construcción ha sido muy utilizada en el cine. Películas como Charly y la fábrica de chocolate o la trilogía de El señor de los anillos, han recurrido a ella para crear la sensación de diferencia de alturas de sus personajes con la conjunción de varias de estas ventanas.

Sorprendente ¿Verdad?





0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

El tema está servido. ¿Ayudas a completarlo con tu punto de vista? por favor, intenta no responder como anónimo, será más fácil para los demás hacer referencia a lo que añadas. Gracias