9 de junio de 2009

0

El placer de descubrir





Este es el título del libro que estoy leyendo ahora. Escrito por Richard Feynman para mí uno de los más grandes, sino el más, físicos de todos los tiempos (declarado deficiente mental por el ejercito de los EE.UU, me gustaría haber visto la evaluación que hicieron los psicólogos del ejército), aparte de un gran divulgador, como se puede ver en este libro, recopilación de muchas de sus conferencias, exposiciones y entrevistas a lo largo de todos los años que se dedicó a su gran pasión; la física.


Pocos libros recomendaré más que este, así como los otros títulos de sus libros de divulgación, a los que seguro haré una relectura dentro de poco. Libro para divertirse, aprender, disfrutar leyendo y ver cómo se vive la vida desde el punto de vista de un personaje apasionante como fue Richard Feynman. Un libro de los que “enganchan” a la lectura, y de esos que recomendaría para lo de empezar a leer 10 páginas diarias..

Seguramente pondré más citas de este libro según vaya avanzando, pero hasta ahora me ha llamado especialmente la atención en estas primeras páginas la siguiente:

Tengo un amigo artista que suele adoptar una postura con la que yo no estoy muy de acuerdo. Él sostiene una flor y dice: «Mira qué bonita es», y en eso coincidimos. Pero sigue diciendo: «Ves, yo, como artista, puedo ver lo bello que es esto, pero tú, como científico, lo desmontas todo y lo conviertes en algo anodino».

Y entonces pienso que él está diciendo tonterías. Para empezar, la belleza que él ve también es accesible para mí y para otras personas, creo yo. Quizá yo no tenga su refinamiento estético, pero puedo apreciar la belleza de una flor.

Pero al mismo tiempo, yo veo mucho más en la flor que lo que ve él. Puedo imaginar las células que hay en ella, las complicadas acciones que tienen lugar en su interior y que también tienen su belleza. Lo que quiero decir es que no sólo hay belleza en esta escala de un centímetro: hay también belleza en una escala más pequeña, en la estructura interna. También los procesos, el hecho de que los colores de la flor evolucionan para atraer insectos que la polinicen es interesante, pues significa que los insectos pueden ver el color. Añade una pregunta: ¿existe también este sentido estético en las formas inferiores? ¿Por qué es estético?

Todo tipo de preguntas interesantes que ponen de manifiesto que un conocimiento de la ciencia añade algo a la excitación, el misterio y el respeto por una flor. Añade; no entiendo cómo puede restar.


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

El tema está servido. ¿Ayudas a completarlo con tu punto de vista? por favor, intenta no responder como anónimo, será más fácil para los demás hacer referencia a lo que añadas. Gracias